Endodoncia es el tratamiento de conductos radiculares.

La terapia endodóntica consiste en la extirpación parcial (pulpotomías en dientestemporales) o la extirpación total de la pulpa dental (nervio-arteria-vena). Se aplica en piezas dentales fracturadas, con caries profundas o lesionadas en su tejido pulpar (tejido conectivo laxo) en las que se da una sintomatología característica pulpitis. Esta es irreversible y la única opción terapéutica es la extirpación total de la pulpa dental, y la obturación tridimensional del conducto dentario.

Gracias a la endodoncia o tratamiento de conductos podemos conservar los dientes y su función

endodoncia1